Videoperitación de vehículos asegurados, optimizando la evaluación de daños

Videoperitación de vehículos asegurados, optimizando la evaluación de daños

En la actualidad la vídeoperitación de vehículos es una herramienta innovadora y eficiente. Este método utiliza la tecnología de vídeo disponible en cualquier teléfono móvil actual para evaluar y documentar los daños en un automóvil ofreciendo ventajas tanto para las compañías de seguros como para los asegurados.


Una de las principales ventajas de la videoperitación es su capacidad para acelerar el proceso de evaluación de daños. En lugar de depender de inspecciones físicas que pueden llevar mucho tiempo, los peritos de seguros pueden revisar los vídeos enviados por los asegurados de manera rápida y precisa. Esto agiliza la emisión de los informes periciales volviendo todo el proceso más rápido y eficaz.

Muy en consonancia con lo anterior encontramos cómo la video peritación elimina las limitaciones geográficas al permitir a los peritos evaluar los daños desde cualquier lugar. Esto es especialmente beneficioso en situaciones donde el vehículo asegurado se encuentra en una ubicación distante o de difícil acceso. La capacidad de realizar inspecciones remotas a través de vídeo no solo reduce los costes asociados con el desplazamiento de los técnicos periciales, sino que estandariza la velocidad de respuesta en áreas remotas respecto al resto de zonas.

Al reducir la necesidad de desplazamientos físicos, se ahorran recursos relacionados con viajes y logística, así como los costes derivados de esta gestión. Esto se traduce, además, en una optimización de los procesos internos, permitiendo asignar recursos de manera más eficiente y centrarse en brindar una mayor usabilidad al cliente.

evaluacion daños coche

Incluso siendo el estado actual muy positivo, la tecnología de video peritación no para de evolucionar. Por lo que la captación de las imágenes y la calidad de la información que transmite es cada vez mayor y de mejor calidad, como lo son también sus algoritmos de cálculo, cuantificación de daños y respuesta en costes. Todo ello, hace que las conclusiones periciales y los informes que reciben desde aseguradoras, a clientes finales, pasando por todo tipo de gestores de flota, sean cada vez más precisas.

Pocas o ninguna de las ventajas anteriores tendría realmente sentido si no se materializan en una mejora continua de la experiencia de cliente. Al eliminar la necesidad de desplazamientos y simplificar el proceso de reclamación, los asegurados experimentan una resolución más rápida y cómoda de sus reclamaciones. Esto contribuye a la satisfacción del usuario y fortalece la relación entre la aseguradora y el asegurado.

Fuente: Invarat. Redacción: Mobius Group

Departamento ComunicaciónVideoperitación de vehículos asegurados, optimizando la evaluación de daños